CENTRO RESIDENCIAL CORUXO S.L. personas sonriendo

Los peligros de la deshidratación en verano: Información y consejos para evitarla

Las personas de la tercera edad, junto con los niños, suelen ser más propensas a sufrir deshidratación durante todo el año, pero especialmente en verano. Por ello, es fundamental tener mucho cuidado y ayudarles a consumir los líquidos adecuados en las cantidades justas. Esta semana te lo explicamos.

Las personas de la tercera edad, junto con los niños, suelen ser más propensas a sufrir deshidratación durante todo el año, pero especialmente en verano. Por ello, es fundamental tener mucho cuidado y ayudarles a consumir los líquidos adecuados en las cantidades justas. Esta semana te lo explicamos.


¿Cuándo se produce la deshidratación en la tercera edad?


Este problema se produce porque el organismo disminuye la producción de agua quedándose esta entre el 50% y el 60%, frente al 80% que tienen los niños.


¿Por qué se produce?


La deshidratación puede ser debida por el consumo de determinados fármacos, las enfermedades propias de la edad y los factores climáticos.


Consejos para evitar la deshidratación


Lo más importante es animar a la persona a beber, aunque no tenga sed. De este modo, conseguiremos que evite el estreñimiento y mantenga la temperatura corporal. La dosis de agua mínima recomendada al día es un vaso de agua en cada comida principal y una media de tres vasos más a lo largo del día.


Asimismo, en verano, estación en la que nos encontramos ahora, debemos tener en cuenta que aumenta el riesgo de la pérdida de hidratación y, por ello, se debe intentar beber un litro y medio de agua al día.


Si no lo conseguimos, podemos realizar una serie de trucos para conseguir que beba:


  • Cuando llega el momento de la medicación. Los podemos animar a beber más si se lo ofrecemos junto a su bebida favorita.
  • Deja cerca de ellos, líquidos de todo tipo, por ejemplo, al lado del sillón o en la cama.
  • Ofréceles líquidos de manera regular durante el día. 
0 0
Feed